… And then, she’s gone…

… And then, she’s gone…

La mariposa se estrella contra la ventana. Despiertas. Te devora la necesidad de tu cuerpo que yace placido a su lado como una pagina a punto de ser terminada. La crueldad de la noche solitaria. La laguna de los sentidos oscuros del pantano de la memoria.

 

La tocas a ella y recuerdas que estas vivo. Que en el fondo esta la muerte. Ella te toca con un leve murmullo de agua y se convierte en arena.

 

La mariposa se estrella contra la ventana. Aun duermes pero escuchas las alas golpear torpemente el cristal. La cabeza que intenta penetrar donde el destino no deja. Lo sientes a él a tu lado y su ansia febril por pertenecerte. Te roza la mano y le devuelves a cambio tu silueta enmarcada por las sabanas y las cobijas, un muro de agua que te recuerda cuando eras niña y tu cama era un territorio de seguridad. Pero de pronto él ya no esta. Es solo una fotografía en la memoria. Y la mariposa se retira.

 

Te asustas. Corres las cobijas y tu cama es un desierto de sombras. Un calabozo de aire que se contrae y no te deja respirar. Y ella no esta y la mariposa deja de golpear la ventana.

 

El café es una excusa para que tu estomago no te fuerce a comer. La cafetería te sabe a ella. Piensas en ir al museo esa tarde. Allí quizás puedas recordarlo a él y a Vincent.

 

El teléfono quizás suene. Y quizás sea alguna de las amigas de Cesar, la torpe necesidad de querer a alguien. El hastío. Piensas que esa noche Antonio volverá a pedirte que salgas con él, y no sabrás si seguir un juego demasiado conocido como para caer en el. Y sus besos no serán como tus besos y sus caricias no serán como tus caricias. Y el cielo se convertirá en una sombra oscura y la lluvia tendrá ese perfume de humedad como tu compañía y la noche será fría y amarga.

 

Porque tu no estas. No estas aquí y tuviste que salir de mi vida y dejarme con una ventana demasiado alta para saltar, demasiado bella para cerrarla… demasiado nuestra para ser solo yo.

La Soledad

La Soledad

Creo que una de las cosas mas importantes que puede suceder en la vida de alguien es asumir la soledad. Creo firmemente, que la posibilidad de estar solos, de independizarse económica y geográficamente de los padres es una de las etapas mas necesarias en el desarrollo personal. Personalmente vengo de una familia muy grande, soy el menor de 5 hermanos pero siempre he sido muy independiente, al menos emocionalmente y esta independencia emocional me ha convertido en la persona que soy, con todo lo bueno y lo malo que eso implica.

Sin embargo, en la cultura antioqueña, esto es algo complejo, ya que en general se considera normal que una persona permanezca en su casa de familia durante todo el tiempo posible, y pasan de la casa familiar al matrimonio; considero que esta visión le quita una etapa de transición importante a las personas, que permite valorar la soledad y las capacidades propias, así como encontrar una visión de mundo menos egoísta, y mas realista, en relación a sus potencialidades como persona.

Dentro de poco, la persona que mas amo en el mundo se enfrentara a esa aventura de la soledad, y para ello quiero decirle que le deseo lo mejor, que estoy orgulloso por ese enorme paso que da, y que yo voy a estar acá cuando vuelva.

 

 

 

La noche bocarriba

La noche bocarriba

La gota de la ducha se deja caer sobre el piso. Pesada. Plaf.

La gota de la ducha se deja caer sobre el piso. Otra vez. Plaf.

La gota de la ducha se deja caer sobre el piso. Eternamente. Plaf.

Estoy desnudo. La oscuridad lucha un poco contra esa luz lechosa que se filtra por mi ventana; un azul acuoso que me regala fantasmas de sombras que se desvanecen de mis ojos con cada gota suicida del grifo. Plaf.

 

Estoy desnudo. B olor de la humedad y el de mi sudor me invaden un poco los sueños, y entonces sueño con el mar o una rubia de costumbres elásticas o un mar de rubias o una isla de piel en un mar de sudor y sangre. Pero la gota me lo arranca de los ojos y me tira un poco hacia el otro lado, hacia la realidad, hacia la ausencia. Plaf.

Estoy desnudo. Tratando de aferrarme al término de mis pesadillas, apretando un poco los dientes y hundiéndome en una cobija interminable de extraños laberintos para el tacto.

Pero la gota cae y sólo soy un oído gigantesco traspasado por el suicidio repetitivo, por el tormento interminable. Plaf.

Al final sueño que yo soy la gota. Que por algún fenómeno que no intento comprender me convierto en gota colgando de la boca del tubo. Y me aferró con mis débiles manos de agua. Pero me escurro, hago imposibles movimientos, desafío a la física, todo es inútil.

Una fuerza de mil siglos me tanza sobre el piso; me entrego entonces al aire frío de la noche que me devuelve mi forma en el segundo interminable de la fuga contra el baldosín. Antes de morir en el lago de cadáveres de mis iguales, me disculpo en silencio con el pobre hombre que no dejaré dormir, al que le arrebataré los sueños, al que torturo cada minuto de esta noche bocarriba. Plaf.

Doña Gloria

Doña Gloria

Uno de los videos mas virales de los últimos días ha sido el de doña Gloria, no pienso poner acá el link porque ya es demasiado conocido y personalmente no me agrada, sin embargo creo que es importante analizar un poco el tema de la trivialización de la realidad. Hace poco anotaba en un tweet que la vida cada vez se parece más a un episodio de Los Simpsons, y la verdad con la noticia de que este personaje va a ser parte de un programa radial en Medellín, me quede perplejo por varias razones:

– Entiendo el tema de la explotación comercial, en ultimas el neoliberalismo económico que vivimos no es una señal del Apocalipsis, sino todo lo contrario, es la evolución de nuestras propias decisiones, pero que puede aportarle este personaje a un programa de radio? las groserías? el “carisma”? porque para lograr lo del video tendrían que realizar el programa desde el Metrocable todos los días, y mantener ese nivel en un programa de radio no seria simplemente mas allá de explotar un fenómeno, también humillar a una persona? un circo muy barato por cierto.

– Por otro lado, conociendo los mecanismos del rumor y la morbosidad humana, era obvio que ese video se iba a convertir en algo muy viral, pero ese grado de identificación con el video por parte de tantos grupos de personas al nivel de las parodias y golpes de efecto que se han visto, me parece la verdad increíble, yo diría que incluso me parece lamentable, como podemos elevar de esa forma la vulgaridad y la humillación?

– Me preocupa cada vez más el tema de la trivialidad. Vivimos en un mundo convulso, lleno de situaciones atroces y eventos horribles, así como de momentos maravillosos y fenómenos increíblemente hermosos, y sin embargo como civilización a veces optamos por lo mas vacuo, la risa mas vacía y el fenómeno mas rastrero, somos una sociedad que cada vez consumo mas trivialidad y olvida mas buscar el fondo y la belleza de las cosas que nos rodean.

Yo la verdad no pude ver el video completo, me dio física pena y sentí lastima por esa persona. Habrá quien dirá que no tengo porque sentir ninguna de las dos cosas, pero yo prefiero eso a reírme por el dolor y la humillación ajena.

Una respuesta

Una respuesta

En estos días me he encontrado con posiciones radicalmente opuestas entre mis amigos sobre temas tan variados como la política, la religión, el arte, el amor y la muerte. Eso me ha hecho reflexionar alrededor de un hecho puntual que acaeció en nuestro país y se hizo eco en diferentes redes sociales y medios de comunicación. Básicamente se trataba de un video en el que podía observarse como unos oficiales de las fuerzas de policía torturaban y asesinaban a un perro. El video la verdad no tuve estomago para terminar de verlo pero las reacciones fueron increíbles por parte de todo el mundo, en contra obviamente de este acto, sin embargo algunos amigos se indignaban y preguntaban como era posible que todos clamaran al cielo (y al Estado) por este hecho, y sin embargo con todos los hechos de violencia contra los seres humanos (sean o no compatriotas) nadie decía ni pío. Pues la verdad no creo que el asunto sea tan radical, pero si es un poco indignante que la violencia contra los animales haya despertado tanta euforia (y no todos los que dijeron algo son vegetarianos) pero frente a otros hechos nadie diga nada, y no pido que nos levantemos en armas (este país ya tiene suficientes armados que no deberían estarlo) pero si seria agradable pensar que la vida todavía sigue valiendo la pena. Uno esperaría que todos nos indignáramos por el salario mínimo tan excesivo en lo mínimo. O por los casos de corrupción que desangran los recursos del Estado que son recursos de todos, de todos!!!!. O esperaría que la gente saliera a la calle a protestar por los excesos en los sueldos del Congreso y sus bochornosas muestras de estupidez frente a la austeridad en el gasto público. Yo al menos quisiera pensar que aquellos que se indignaron tanto con el maltrato animal se indignen también con el maltrato al ser humano de al lado, y no lo practiquen.

Cada vida es un hecho milagroso, por definición, y no se trata de un tema religioso o espiritual, sino del asombro que implica la vida, esto me hace recordar una reflexión planteada por el Dr. Manhattan, personaje ficticio creado por Alan Moore para el comic Watchmen, y quién es el único ser humano con súper poderes en el comic, los seres humanos somos tantos millones que a veces olvidamos que cada uno de nosotros es la suma de cientos de improbabilidades, cada uno dependió de una pareja entre millones de parejas posibles, de un espermatozoide entre millones de espermatozoides posibles, cada uno de nosotros es un milagro único y una lucha constante de improbabilidades.